Advertisements

Migrante Hondureña: Frijoles y tortillas son comida para puercos (VIDEO)

17 November 2018
Advertisements
Advertisements

Migrante Hondureña: Frijoles y tortillas son comida para puercos (VIDEO)

17 November 2018
Los frijoles y tortillas son comida para puercos: Migrante Hondureña
TAN RICOS QUE SON LOS FRIJOLITOS!!!!

Comentarios de facebook:

Jorge Lizárraga: Se estan pasando de verga. Estas gentes ignorantes no saben lo que están provocando al hablar asi ante las camaras. Alguien de los pendejos esos de los disque derechos himanos deberia de orientarlos a que se cayennel hocico y ya no hablen mas con los medios, la estan cagando bien cabron. La gente en mexico se les esta volteando solo por no saber cuidar la boca....!!!

Pedro Gómez: Ay disculpe señora que le apetece comer. Que quiere q le traiga lasagna, carne asada?  Antes diga q le dan d comer . No estamos obligados a darles nada no es nuestra responsabilidad. He visto niños d la calle con hambre, gente trabajando duro para tener aunque sea frijoles . Y esta señora con sus moños? Jajaaja disculpe seño q quiere q le lleve para q su estadía en mi país sea agradable. Disculpe si le dan eso d comer disculpe si la ofendimos al darle frijolitos..!!!

Jairo Briones: Mi gente chula mexicana 
Yo soy hondureña y tengo mas de 10 años viviendo en san luis rc 
Dejen les digo que si esa vieja estuviera en frente de mi, le hubiera dado un vergaso en su caro de puerco que se carga. Mil disculpas de mi parte por como se están portando. Y no.!!!!!
Roberto López: usted sabia a lo que se atenia al salir de su tierra sin ningun peso, yo se que en su pais estan pasando por malas sircunstancias, pero también aquí en méxico hay gente que se esta muriendo de hambre y nadien le da la mano gracias deveria de dar que le den algo asi como vino a exigir a méxico deverian de exigirle a su país. Cuantos mexicanos no estarian contentos de tener un plato de frijoles para comer...!!!!

Aquí les dejamos su sección de relatos de terror: 


AJUSTE DE CUENTAS
Para los amantes de la lectura 

Relato basado en hechos reales, contado por Ana Esteves
Escrito y Adaptado por Eduardo Liñán

Durante un tiempo me dediqué al esoterismo. Practicaba las limpias energéticas, la adivinación y diversas prácticas a las que la gente consideraría como Brujería. Confieso que tengo el don de ver y escuchar a los muertos y es una condición hereditaria en mi familia. Solo que yo soy la única mujer en la familia que no solo puede “escuchar” si no también “ver” a los muertos como cualquier persona viva. En diferentes sitios y lugares. Todo lo anterior me llevó a enfrentar diversas situaciones horribles y cosas bastante serias que me obligaron a retirarme de todo eso, de todas esas prácticas que me ponían en riesgo a mí y a mi familia. Este relato trata de eso.
En aquel tiempo mi hermano mayor se mudó de casa por una más amplia en una colonia al poniente de la ciudad. La casa la rentaba una tía de su esposa . La cual y luego de tener problemas con los anteriores inquilinos, la puso en renta con reservas. Mi hermano aprovechó la oportunidad y no hubo mayores problemas. El sabia que la tía de su esposa había tenido muchos problemas con los anteriores renteros y que tuvo que verse en la necesidad de correrlos a la mala y cambiar cerraduras. Esa fue la razón que la señora le dijo a mi hermano; pero la realidad era totalmente distinta e inquietante.

Las casa era de 3 niveles, y había sido remodelada con el paso del tiempo por lo que el tercer nivel era accesible por unas escaleras de caracol y tenía solo una salida a un cuarto de lavado y una pequeña terraza. Los demás cuartos eran de la construcción original. Mi hermano antes de mudarse quiso limpiar la casa y llevar algunas cosas, por lo que un día llegó y al intentar abrir la puerta, se le dificultó enormemente abrirla, pensando que quizás eran la llaves, la cerradura o algo que bloqueaba la puerta, empujó, pateó la puerta y después de un gran esfuerzo, logró conseguir acceder. Algo extraño; pero tenía que limpiar por lo que no le dio demasiada importancia. Comenzó a bajar sus cosas tranquilamente, en el segundo piso en el cuarto que daba a la calle y tenía un gran balcón, empezó a colocar las cosas de su bebé e instaló una lámpara colgante infantil. Luego de colocarla siguió con lo demás; pero algo llamó su atención al volver a entrar en esa habitación.

La lámpara colgante estaba bamboleándose de un lado a otro de una manera extraña, era imposible porque no había ventanas abiertas o corrientes de aire que la movieran de esa manera. De tal manera que mi hermano la tomó entre sus manos y la sostuvo para que no se cayera. Salió de la habitación por mas cosas y al regresar, la lámpara se movía de manera aun más violenta, de nueva cuenta la tomó y evitó que se moviera, sin tomarle mucha importancia, se dirigió al tercer piso y se percató que era una habitación amplia que tenía una salida a una pequeña terraza donde había un cuarto de lavado y notó que había apiladas varias cosas que supuso, serian de los anteriores inquilinos. Para no complicarse las metió en bolsas de basura y las acomodó para regresarlas en cuanto alguien preguntara por ellas. Mientas recogía otras cosas apiladas en el cuarto de lavado notó un olor putrefacto y pensó que quizás era el resumidero, al hacer a un lado unas cosas inservibles, se llevó una desagradable sorpresa al ver un par de perros muertos, estaban completamente podridos y llenos de gusanos, al parecer los amos los habían dejado a su suerte porque estaban amarrados. Con repugnancia metió los restos en una bolsa y terminó de limpiar todo aquel lugar. Sacó toda la basura de la casa y fue por su familia para por fin mudarse. A la mañana siguiente llegó toda la familia, su esposa y su bebé; al igual que el día anterior tuvo que esforzarse mucho para abrir la puerta que parecía atrancada por una fuerza invisible. Cuando por fin pudieron entrar, mi cuñada notó de inmediato que algo no estaba bien con el ambiente de la casa, incluso mi sobrina comenzó a llorar molesta por alguna razón. Ella comento que sintió una fuerte presión en su persona como una sofocación enorme y una pesadez en su cabeza que le hizo tener dolores . Al comentarle a mi hermano, con algo de molestia le dijo que se tranquilizara, que ya estaban ahí y que esas cosas de lo “pesado” no existían, que eran cosas inventadas..
A pesar de los malestares y el fastidio terminaron de instalarse en aquella casa y ya por la noche mi hermano se metió al baño a hacer sus necesidades, mientras fumaba, el silencio y la tranquilidad se rompió por los ruidos de unos golpes que parecían venir desde el tercer piso, en la puerta metálica de acceso a la terraza. Pensando que quizás se había quedado abierta y el aire la azotaba siguió en lo suyo y luego de un rato se escucharon tres golpes aun mas fuertes en la puerta. Gritándole a la esposa le pidió que cerrara la puerta de la terraza y no obtuvo respuesta.

 
En instantes volvió de nuevo a escuchar tres golpes aun mas fuertes en la puerta y esta vez se levantó enojado de la taza y se salió del baño a cerrar la puerta. Subió por las escaleras de caracol maldiciendo y al ir a la mitad de la subida de nueva cuenta volvió a escuchar tres golpes que taladraron sus oídos y al llegar su sorpresa fue mayúscula al ver que la puerta estaba atrancada, sin comprender que sucedía, revisó por todas partes la causa de los golpes y no encontró ninguna respuesta. Se dio la media vuelta para bajar y detrás escuchó que golpeaban la puerta violentamente tres veces. Eso fue el punto en el que el comenzó a sentir temor. Pálido y agitado bajó a su habitación y vio que su esposa estaba profundamente dormida al igual que su bebé.
Esa noche intentó dormir; pero se sentía incómodo, incrédulo y preocupado por los “detalles” que estaba pasando. Intentando darle una explicación supuso que alguien estaría intentando entrar a robar; pero era improbable, por la parte de arriba era imposible entrar o salir. Al llegar el día, salieron a sus labores y regresaron ya tarde a la casa. De nueva cuenta una fuerza invisible impedía que abrieran la puerta de la casa, por lo que mi hermano desesperado y harto de eso, pateó la puerta con fuerza y por fin la abrió. Cenaron, vieron la televisión y subieron después a dormir. El tenia como costumbre ir al baño y fumarse un cigarro antes, Estando sentado en la taza en silencio, le dió una calada al cigarro y escuchó un susurro, pensando que quizás había sido su mujer grito :¿Qué? y solo obtuvo más silencio en respuesta, al darle otra calada el cigarro esta vez escuchó el susurro cerca de su oído, la voz era masculina y le decía en forma violenta:
“Lárgate, Lárgate de aquí…”
Al voltear a ver quien le hablaba al oído por unos instantes y entre el humo del cigarro pudo ver una silueta, algo extraño que se formó por unos segundos. Sin pensarlo, se levanto, se aseo y salió corriendo del baño, en shock llegó a su cama donde su esposa dormía y la abrazó, temblando de miedo y sin poder explicarse que era lo que había sucedido. Al sentir la tensión y el miedo de su esposo, vio con preocupación el rostro pálido y alterado de mi hermano y al preguntarle el motivo, entre palabras entrecortadas y temblando le contó el evento sufrido. Ella comenzó a preocuparse y fue por el bebé y los tres intentaron dormir juntos. A la mañana siguiente me llamaron y me pidieron que fuera a la casa para hacer oración y regar agua bendita y no me dijeron la razón, así que me dispuse a ir por la tarde, algo extraño para mí, porque mi hermano siempre fue incrédulo y renuente a hacer cualquier práctica de “brujería” como él le llamaba.
Con algo de preocupación, mi mamá y yo convenimos a ir a la casa de mi hermano para orar y hacer alguna liberación con riegos y sahumerios. Invite a un amigo que hace oraciones de sanación a los enfermos y liberaciones para que no auxiliara a mi mamá y a mí, con la limpieza de la casa. Al llegar mi hermano nos vio con extrañeza y muy desconcertado. Veía en su rostro la incredulidad mezclada con miedo y algo de desasosiego. Me preguntaba mientras preparábamos algunas cosas, si eran los “espíritus chocarreros” en tono de burla y de manera nerviosa. A lo que no respondí y le pedí que saliera de la casa, me dispuse a comenzar con los riegos y oraciones de protección. Hasta ese momento no había sentido nada al entrar, fue al momento que encendí un sirio bendito que una sensación de melancolía y tristeza me invadió de una manera tal que sentí unas inmensas ganas de llorar. Sentí además miedo, angustia y enojo. Pude sentir esa sensación de manera clara en mi interior. En ese momento en mi mente escuchó susurros y luego frases claras de un hombre que me decía que nos retiráramos de ahí y que me llevara a ese “cabrón” de la casa, (refiriéndose a mi hermano) Pregunté en voz alta que estaba pasando y solo decía repetidamente que si no se iba, lo iba a matar.
Entonces hicimos un ritual en el cual se hace un círculo de alcohol y se coloca una vela en medio. Encendimos la vela y el círculo, las flamas azuladas empezaron a levantarse de una manera inusual, algo que jamás había visto hasta ese momento. Comenzamos a orar mi compañero y yo, mientras mi mamá nos observaba con algo de impresión y miedo.

Luego de orar y que las flamas se consumieran, nos dimos cuenta que mi mamá estaba rígida y con la mirada fija en nosotros, sus ojos estaban completamente abiertos y tenía una mano tapando su boca y en la otra apretaba una biblia que llevábamos para apoyarnos con las oraciones. Al verla sentí un profundo miedo que me recorrió todo el cuerpo. Mi amigo enseguida me frenó y me dijo que algo se había metido en ella y para descartar que no hubiera sido algo maligno le exigimos la biblia. Ella estaba inmóvil, sin parpadear y nos miraba fijamente. En el nombre de Jesucristo le pedimos que nos diera el libro y ella no se movía, estaba petrificada. Mi amigo me tranquilizó diciéndome que no era una posesión demoniaca, ya que de ser así, nos hubiera aventado la biblia; pero la imagen de mi mamá tapándose la boca y esos ojos, eran inquietantes. Mi amigo entonces se hechó agua bendita en las manos y la tomó por la frente haciendo unas oraciones en lenguas, en las cuales era entendido para afrontar esos casos en que los espíritus se introducían en el cuerpo de las personas y tomaban control. En instantes y luego de pronunciar unas palabras raras, mi mama se quitó la mano de la boca y comenzó a vomitar violentamente. Luego de devolver se sentó en el piso alterada y se quedó callada sin decir nada. La presencia que habitaba en la casa seguía ahí, intuía que eso era lo que se había metido en mi mamá y pregunté por qué no quería a mi hermano en la casa y no obtuve respuesta.
Después de un rato que mi mamá recuperó el aliento, se sentó en una silla y comenzó a hablar. Nos dijo que lo que estaba en la casa era un joven, que durante el tiempo que vivió en la casa, estuvo trabajando para un grupo delincuencial, que cuando la ola de violencia azotó la ciudad y provocó una guerra por la plaza, miembros de un grupo rival entraron a su casa con intención de matarlo y lo habían asesinado en el tercer piso a golpes y se lo llevaron para cortarlo en pedazos, que si no se iba mi hermano de ahí, el lo iba a matar.
Subimos entonces mi amigo y yo al tercer piso a hacer riegos y oraciones y luego de entrar en el cuarto sentí escalofríos al ver al joven muerto hincado viendo a la pared, su aspecto era normal, no tenía heridas o mal aspecto. Al comenzar las oraciones aquel espíritu me habló y me dijo que no quería dañar a mi hermano, solo quería que se fuera de ahí como fuera, por que los sicarios regresarían a la casa, si lo encontraban ahí lo matarían a él y a su familia. Ya que aun buscaban a su familia para exterminarla, ya que a los pocos días de matarlo, levantaron a su hermana y a su tío en la casa y de igual manera los mataron y los desaparecieron. De alguna manera la presencia de su hermana también estaba ahí con él y aceptó la luz; pero el joven no quería retirarse hasta que mi hermano saliera de la casa.
Hicimos entonces un acuerdo para que el alcanzara la luz, mi hermano tenía que salirse y el se iría en un plazo de tres días, luego su presencia se perdió en las sombras de la casa. Al revisar los restos de cera de la veladora que encendimos; Mi amigo me dijo algo que me desconcertó. Y fue que al joven ya muerto le habían mutilado los testículos y que eso fue lo último que le cortaron. Sin comentar nada mas, le llamamos a mi hermano y le platicamos todo lo que habíamos visto y escuchado. El incrédulo y sin poder asimilar los hechos, se sentó y escuchó detenidamente las advertencias, con temor aceptó irse de la casa sin decirle a su esposa. Esa noche no durmió en la casa y al día siguiente contrató a dos muchachos para que le ayudaran a sacar sus cosas, para salirse inmediatamente de la casa.

Yo acompañé a mi hermano en todo momento, porque a pesar de hacerse el fuerte, tenía mucho miedo de que algo le llegara a pasar.
Cuando sacaban las cosas y tomaron un descanso unos de los jóvenes que vivía en la zona, le comentó algo a mi hermano. Le preguntó que si había estado viviendo ahí y que cuanto tiempo. Que si había conocido a los que rentaban antes la propiedad, a lo que mi hermano respondió que no conoció a nadie. Que tenía que dejar la casa porque tenía que hacer un viaje. Entonces el joven ayudante en tono serio le dijo que ahí habían matado a un chavo que el conocía, que lo habían matado adentro y que lo sacaron de la casa y que después llegaron los sicarios y levantaron a la hermana y al tío de la casa, todos en la colonia supieron de esos hechos; pero por temor no decían o intervinieron en nada. Después se supo que sus restos mutilados los habían hallado esparcidos en el libramiento y que lo peor de todo es que al joven le habían cortado los testículos y se los habían metido en la boca y que aun seguían buscando a la familia del joven para matarlos a todos, que había sido bueno que se fuera de ahí, por que quizás lo habrían confundido.
Mi hermano en tono condescendiente le dijo: que mala onda y siguió con lo suyo, aunque el miedo y el temor de ser asesinado el y su familia lo dejo nervioso y enfermo, porque ya le habíamos dicho todo a él, de como había muerto el joven. Al sacar los últimos muebles, oré unas ultimas oraciones y encendí una veladora, deseando que el alma del joven encontrara la luz y la paz. Días después y por dichos de la tía de la esposa de mi hermano (dueña de la casa) nos enteramos que habían allanado la casa y la habían “balaceado”, pintarrajearon las paredes con advertencias. Pensando en todo lo que ocurrió dentro de la casa, respiré un poco tranquila de que mi hermano no estuviera en ese momento en la casa, de lo contrario hubiéramos lamentado una tragedia. Agradecí al alma del joven y pedí por el perdón de su alma. Por haber salvado a mi hermano y su familia. La casa posteriormente se vendió para no tener más problemas. Hasta ahora no se si el joven se fue o sigue penando en esa casa, es algo que jamás sabré. Esta historia es real y todos estos eventos sucedieron.
http://lasnoticias365.com/migrante-hondurena-frijoles-y-tortillas-son-comida-para-puercos-video
ROTULISTA LE BORRÓ EL MEMBRETE A ESCUELA PORQUE NO LE PAGARON #Villahermosa Un rotulista contratado por directivos de la escuela primaria "Luís Donaldo Colosio Murrieta", borró el membrete de dicho ce
ROTULISTA LE BORRÓ EL MEMBRETE A ESCUELA PORQUE NO LE PAGARON #Villahermosa Un rotulista contratado por directivos de la escuela primaria "Luís Donaldo Colosio Murrieta", borró el membrete de dicho centro educativo, esto luego de que una vez terminado el trabajo se negaron a pagarle. En protesta por su trabajo no remunerado, le colocó un anuncio en donde se puede leer "X NO PAGAR"... Comentarios de facebook: Martha Urías: difiero mucho en su opinion, ya que de hecho para ustedes, si se les hace buen trabajo, pero yo que tambien me dedico a esto, le falta mucho al camarada, su calidad es muy mala, y creo que todos somos mexico, y por tal motivo deberiamos de aportar nuestro granito de arena, al fin y al cabo es para nuestros propios hijos...... Jorge cabañas: Bien hecho pinches abusivos! Obviamente lo hicieron de mala fe, con la clara intencion de no pagarle, pero se puso chingon y les borró su rotulito jejejeje. Se la pelliscaron con rotulo gratis.... Josué rivera: Apenas está bien cuánto no le cobran a los papás por inscribirse por alumno que quiere decir eso que si se rroban del dinero eso es lo que le enseñan a los alumnos a rrobar o que 750 por alumno y no les alcanza para pagar no se supone que lo que cobran es para poner bien la escuela ya que el gobierno no les da..... Su sección Relatos de terrror: PAPÁ MURIO EN MIS BRAZOS Se me fue, murio en mis brazos no llegue a tiempo queria decirle que lo amaba y que fue el mejor padre del mundo, solo alcance a escuchar su Te amo hija ya no estoy molesto contigo... Molesto? Pues si mi padre y yo habiamos peleado ese dia y me fui sin despedirme, mi padre era mi adoracion pero ese dia habia peleado con el. Tontamente pense cuando venga nos arreglaremos pero no fue asi, el era un hombre muy sano pero ese Dia, resbalo por las escaleras y cayó de nunca, los doctores dijeron que si sobrevia iba a quedar cuadraplejico, cuando lo vi saliendo de la morgue totalmente inerte, pálido, le habian practicado una autopsia, un hombre tan fuerte tan amoroso ya no iba a estar mas para mi... Ni que decir de su velorio y entierro todo parecia ser una pesadilla una pelicula en la que nisiquiera supe quien asistio, levantarse en las mañanas y buscarlo por todos lados llamarlo "Papá estas ahi? " y saber que nuncá mas contestara... La vida tenia que continuar aunque sin apetito sin ganas dde seguir, toda la familia tenia que salir adelante aunque era muy dificil padre y unico sustento de sus 3 hijas , esposa y un nieto varon al que educaba y amaba como un hijo, los dias pasaron y problemas economicos surgian en la familia, su muerte dejo muchas deudas y ya no estaba quien por toda la familia se esforzaba. Un dia una de sus hijas estaba con el estomago vacio, y con ganas de almorzar pero no habia dinero suficiente. Ella miro al cielo y dijo " Viejito me haces falta" te fuiste sin avisar contigo nunca nos faltaba nada, no era conveniencia solo eran recuerdos de lo responsable y dedicado que era ellos con la familia y asi caminando por la calle la hija se encontro dinero y tuvo para almorzar y otras cosas mas, su padre se habia convertido en algo asi como un Santo al que ella le contaba cosas y el los ayudaba, eso era lo que la familia sentia, sentia de que apesar de que este muerto el estaba preocupado por toda la familia, siempre decia " Que harian sin mi " ó " Cuando no este me van a extrañar" frases tipicas de los padres cuando no sabemos valorarlos en vida, en realidad nunca sabemos cuando se iran ellos no son eternos.... Asi transcurria los dias y la ayuda del padre de una u otra manera se hacia presente... Si te gusto la historia y quieres la continuacion, prometo bajarla mañana es larga pero etiquetare a los que deseen seguir leyendola.... Gracias...
Read More
http://lasnoticias365.com/rotulista-borra-escudo-de-la-escuela-por-que-no-le-pago-la-directora-video
Advertisements
Intentaron robar a menor al exterior del Jardín de Niños 'Sinfonía'... en Torreón, Padre evitó el hecho pero fue atacado y ahora está hospitalizado en estado delicado Daniel Terrazas: Entre sea verdad
Intentaron robar a menor al exterior del Jardín de Niños 'Sinfonía'... en Torreón, Padre evitó el hecho pero fue atacado y ahora está hospitalizado en estado delicado Daniel Terrazas: Entre sea verdad si fue asalto o no todos creo que mínimo están concientes que existe el tráfico de órganos, pedofilia, tráfico humano así que jamás descarten ni digan que es pánico no es pánico las cosas son así en este país y en muchos no minimicen el cuidar bien a los niños por creer que esto no les va a pasar a ustedes !!! Pasa y todos los días que no se den cuenta porque las autoridades no hacen nada es otro pedo así que es mejor prevenir que lamentar.... Lorena Garcia Luján: Ya desmintieron está situación Al papá lo quisieron asaltar ya declaró el no fue por querer quitarle a al niño De hecho a los asaltantes ya están detenidos La directora hace estás declaraciones puesto que la gente y redes sociales an estado metiendo miedo o ya entraron en psicosis de este tema Sabemos que siempre an existido desapariciones de niños Sólo ay que seguir cuidando a nuestros niños y tomar las medidas pertinente como padre responsables que somos . Desgraciadamente vivimos en este país con esta delincuencia sin embargo no podemos dejar da salir ni hacer nuestras actividades com nuestros hijos por eso sólo hecho de tener miedo Karina Velázquez: Siempre lo mismo no creer y desir no agan caso son medios amarillistas no señores si está pasando tengo una familia que conozco por medio de mi sobrina y es berdad la familia está sufriendo y no por un hijo si no por dos niñitos pequeños así de que mejor si no van a dar un comentario serio y no que no ponga en duda lo que está pasando mejor no comenten esto está muy mal también a dos de mis sobrinas se las querían subir a una camioneta gracias,a Dios no pasó nada pero yo pongo en horacion a todos los jóvenes y niños pequeños de México y del mundo porque esto es real Aquí dejamos su sección relatos de terror: La leyenda del ventrílocuo. La fecha era febrero de 1920, y en los pueblos del sur había una gran atracción recorriendo cada teatro a la vista, no importaba si era un recinto pequeño o uno imponente, la persona de la que todos hablaban se presentaba igualmente y no dejaba indiferente a nadie, la actuación que brindaba era impecable, sin embargo, Él como persona era lo bastante excéntrico como para que todos esperaran con ansias el mes de febrero, ya que este era el único mes donde el artista realizaba sus presentaciones. El hombre en cuestión era McCarthy, un ventrílocuo cuyo acto era simple, pero cautivaba a todo el que lo atestiguaba, el acto era simple porque hacia uso de solo un personaje durante toda la función: Edgar, un muñeco que representaba a un niño regordete entre los 9 y 10 años de edad, pero con rasgos muy extraños que lo hacían imposible de no mirarle, sus manos demasiado reales, su boca muy expresiva, su estatura muy distinta a la de un muñeco de ventrílocuo habitual, Edgar era mas alto y sus ojos, que aunque eran los de un muñeco de madera, reflejaban un vacío que hacia difícil mantenerle una sola mirada sin bajar la vista o dirigirla a otro sitio. Llegó el 29 de febrero, día de la ultima función, así que el teatro estaba abarrotado y la gente impaciente por lo que ansiaban presenciar, los rumores corrían por el pueblo como las historias mas novedosas y populares, había cientos de ellos alrededor de la figura del ventrílocuo y de su muñeco, McCarthy era tan bueno en lo que hacia, que jamás nadie lo vio mover sus labios en un solo gesto o palabra pronunciada, hecho que desataba las leyendas de que Edgar no era un muñeco normal, y quizá hasta podía ser un niño real maquillado como muñeco de ventrílocuo, otros rumores hacían referencia a que nadie lo había contratado en los pueblos donde se había presentado antes, decían que tan solo llego, hizo su presentación y abandono el pueblo de la misma forma en la que llego, sin hablar con nadie, sin cobrar y sin pronunciar una sola palabra fuera del escenario; a McCarthy solo se le escuchaba la voz cuando estaba trabajando, de ahí en mas, nunca se supo de alguien que cruzara palabra con el artista. La gente balbuceaba chismes dentro del teatro y algunos se quejaban con impaciencia, había mucho ruido en el ambiente, ruido que fue silenciado en un solo segundo cuando el reloj marco las 9 en punto de la noche, momento en que la luz del atiborrado teatro se apago dejando mudos a todos los asistentes, no pasaron mas que unos segundos cuando la iluminación se centro sobre la tarima principal, McCarthy estaba sentado en un banco de madera y Edgar estaba reposando sobre su pierna derecha, por el teatro se esparció una sensación de inquietud, misma que en algunos rozaba el escalofrío de un inseguro temor, nadie supo como es que el ventrílocuo arribo a la tarima, había gente esperando en las entradas principales y traseras del teatro para ver la llegada del misterioso sujeto, pero nadie lo vio, nadie se topo con él ni siquiera visualmente, el hombre y su muñeco simplemente... llegaron. El show comenzó y el escalofrío en la gente se iba difuminando conforme la rutina cómica del artista fluía entre los asientos de ese teatro, la gente reía con tonos que iban en aumento según el muñeco interactuaba con ese extraño sujeto de traje negro que sostenía su espalda, sin embargo no todos reían en esos asientos, había un hombre ahí que lejos de reír, parecía temeroso de la figura que atraía tantas y tantas miradas, este hombre, Harold, era un periodista que había seguido el trayecto recorrido por McCarthy durante este febrero, fue pueblo tras pueblo en busca de los teatros y esperando a las 9pm para ver si tenia la suerte de que este fuera el sitio elegido por el ventrílocuo esa noche, algunas veces no hubo fortuna, pero mayormente el periodista había presenciado la actuación mas de 3 veces durante ese febrero. Y su mirada tensa se debía a que observaba cambios significativos en la apariencia física del artista, su rostro a la distancia denotaba ciertos reflejos de deterioro, nadie tenia una fotografía del ventrílocuo, por la calle nunca se le había visto y las pocas que le habían intentado hacer durante las funciones resultaban como imágenes en blanco, todo el mundo culpaba a las cámaras sobre tal desperfecto y nadie se atrevió a indagar mas sobre este asunto, pero este periodista sabia que algo era distinto, McCarthy era un tipo malencarado y de pinta casi hostil, pero esta noche lucia desaliñado, como enfermo, aun así, ninguna de estas percepciones superaba a una en la mente del periodista, había algo que le era muy familiar en el rostro de McCarthy, era casi como si ya le hubiera visto antes... y fuera de un escenario. La función continuo su curso y como había pasado las ocasiones previas, la gente estaba fascinada con lo que sucedía en el escenario, todo marchaba bien, todo hasta que un grupo de cuatro ebrios empujados por el alcohol gritaron improperios tan fuertes que interrumpieron el show, McCarthy se quedo quieto y con la mirada clavada en la nada, fue Edgar quien giro su cabeza hasta detenerse de frente al grupo de alborotadores, el publico hizo silencio al sentir un aire frío que se movía por el recinto y a la par de los ojos del muñeco, los ebrios, que habían quedado en silencio también, reaccionaron y volvieron a gritarle al artista reclamos como los que hace la mayoría de los ebrios, sin sentido; un momento después los ojos del muñeco volvieron a centrarse en el resto del publico y retomo su rutina, ignorando lo que había pasado. Pero esto solo provoco mas a los ya envalentonados hombres, que sintiéndose ofendidos por la indiferencia del ventrílocuo, solo atinaron a arrojar al escenario las botellas que los habían embriagado hasta ese punto, fue una de estas botellas, que se rompió a los pies de McCarthy, mojando su traje y los pies del muñeco lo que causo que la gente sintiera de nuevo este aire frío, pero ahora con una intensidad que no solo provoco un enmudecimiento total, sino una sensación de inseguridad que reino en el lugar en tan solo un parpadeo, Edgar giro lentamente sus ojos hasta posarlos nuevamente sobre este descontrolado grupo de hombres, acto seguido comenzó a mover lentamente su cabeza hasta quedar centrada con su objetivo, pero esta vez el silencio era tal, que se pudo escuchar el crujir de la madera de la que estaba construido el muñeco. El silencio del momento fue roto por la voz que salio cuando esa boca de madera se abrió y dijo: "El campesino encontró una nueva horda para jugar", en el ambiente se pudo escuchar el suspiro de la gente, era temor lo que rondaba por el teatro, el muñeco cerro su boca y ahora fue la voz de McCarthy, que sin separar los labios, asintió: "Si, Edgar". El ventrílocuo se puso de pie y cerro los ojos, la luz se apago de nuevo para encenderse un segundo después, McCarthy ya no estaba en el escenario; el temor de la gente se convirtió en miedo, y así como antes trataban de entrar costara lo que costara, ahora era el intento desesperado por salir lo que los hacia tropezarse unos contra otros, atropellándose para llegar a la salida entre gritos y respiraciones agitadas. El teatro se vacío rápidamente, solo quedaban cinco personas dentro, Harold, que trataba de razonar lo que había pasado con sus, ya de por si, revueltos pensamientos sobre el ventrílocuo, y los cuatro ebrios que sino se habían movido de ahí, no era mas que por el miedo paralizante que sentían al recordar lo sucedido y mas aun, las palabras dirigidas a ellos por el propio Edgar. Finalmente abandonaron el recinto, temerosos y lentos hasta que llegaron a la salida, ahí, al encontrarse con la gente que había salido ya del teatro, quisieron aparentar que no había pasado nada, y dándoselas de arrogantes siguieron su parloteo, cargado de fingidos aires de valentía y maldiciones contra el artista, se abrieron paso entre la gente y caminaron juntos sin tener claro a donde se dirigían, solo querían dejar atrás las miradas de la gente, por un lado acusadoras por haber causado el final de la presentación, y por otro lado, compadeciéndose del destino de aquellos infelices si el ventrílocuo los volvía a ver. Caminaron hasta alejarse por completo de la gente, caminaron tanto que estaban ya en los límites del pueblo, una zona solitaria en la que solo había una construcción a lo lejos, en el límite de la ciudad había una taberna de paso que servia a los viajeros locales y extranjeros. Por ahí caminaban los cuatro tipos, con pasos que intentaban recuperar la confianza que el ventrílocuo y su muñeco les habían hecho perder, esto no les estaba resultando nada sencillo, en el ambiente había algo extraño, se percibía una bruma inusual por aquellos lares, y un frío especial, uno de ellos lo califico y lo hizo bien; era el mismo frío que se sintió en el teatro cuando Edgar movió sus ojos para encontrarles. La oscuridad en las noches era la reina de esas épocas, y así fue que en la ausencia de cualquier luz cercana a ellos, que se dio el primer grito entre ellos, caminaban dos adelante y dos atrás, cuando el hombre que venia mas atrás exclamo miedo y alego que algo le había rozado la pierna por detrás, los demás estaban demasiado nerviosos como para descalificarlo, y solo pudieron animarse entre ellos a apresurar el paso para llegar a aquella lejana luz, pero aun no terminaban de pronunciar las palabras cuando el hombre que venia mas al costado de todos grito con pánico al sentir lo mismo que el otro había dicho, un roce en la pierna lo hizo saltar, le siguió otro mas, y otro, hasta que todos habían sentido el escalofrío de un roce rápido, pero penetrante, en aquella época era habitual que los hombres cargaran armas de fuego, y estas hicieron acto de presencia ante el miedo ya generalizado del momento. Con pistolas en mano los nervios estaban al tope, cualquier movimiento estaba al limite, las armas apuntaban a todos lados sin objetivo definido, pero listas para ser disparadas ante cualquier movimiento raro, pero esos movimientos comenzaron por decenas, roces en las piernas de los cuatro, ramas de árboles que eran estremecidas y susurros en el viento provocaron que el grupo de hombres se deshiciera rompiendo la dirección a la que intentaban llegar, y así, sin siquiera darse cuenta fueron avanzando hacia un costado del camino principal, una zona donde no se podría decir lo que había, porque ni siquiera se veía nada de tanta bruma que se cargaba pesadamente en el aire, el frío aumento hasta calar en los huesos y el próximo roce al vientre de uno de ellos fue motivo suficiente para que la primer bala fuera disparada... El proyectil impacto en la pierna de uno de ellos tirandolo al suelo instantáneamente, los gritos de dolor se confundían con los reclamos hacia el que había disparado... pero no hubo tiempo de mas, el viento soplo muy fuerte y los susurros que el viento acarreaba hicieron estremecer a los hombres hasta el punto de la locura, el poco razonamiento que había en ellos se perdió y las pisadas se convirtieron en una huida desenfrenada por alejarse de esos susurros que segundo a segundo se aclaraban hasta ser totalmente entendibles; ¡era la voz de Edgar! Y repetía una y otra vez lo mismo que les dijo en el teatro: "el campesino encontró una nueva horda para jugar", "el campesino encontró una nueva horda para jugar", "el campesino encontró una nueva horda para jugar". Las balas comenzaron a dispararse sin control ni objetivo, el miedo accionaba los gatillos mientras ellos huían dejando atrás al hombre herido, quien intentaba por todos los medios levantarse y escapar, pero le era prácticamente imposible por su maltrecha pierna que sangraba cada vez mas, las balas en los revolvers se terminaron, y fue cuando los hombres buscaban recargar, que apareció un destello frente a ellos, el aire frío del teatro se remarco hasta concentrarse en ese destello que se desvaneció dejando frente a sus miradas una figura que reconocían perfectamente; era McCarthy cargando en sus brazos a Edgar, quien los miraba fijamente a todos y cada uno de ellos, McCarthy inexpresivo inicio un paso lento hacia los aterrorizados hombres, su extraño caminar y su pálido e indiferente rostro no hacia mas que hacerlos retroceder tropezándose entre ellos mismos, se echaron atrás hasta que se encontraron con su cruel realidad, a sus espaldas no había mas que un altísimo acantilado, y frente a ellos solo estaba McCarthy, no les quedo duda... habían sido llevados a una trampa tendida por el mismo ventrílocuo. Pánico fue lo único que pudieron sentir al verse arrinconados, la recarga de las pistolas estaba a medias, el pavor que tenían no los dejaba ni siquiera recargar sus armas debidamente, pero no esperaron a hacerlo bien, apuntaron hacia McCarthy y jalaron del gatillo tan rápido como les fue posible, el ventrílocuo recibió los impactos directos al pecho... pero no se detenía, su paso seguía lento pero constante, su rostro no hacia ningún tipo de expresión de dolor, ni de ningún otro sentimiento, solo les miraba y avanzaba con Edgar en sus brazos, los hombres siguieron disparando al no saber que mas hacer, hasta que vaciaron sus armas por completo, incluso el ebrio que había sido herido disparaba desde el suelo, al recargar sus armas de nuevo notaron que el paso del trajeado hombre había disminuido un poco, parecían estarlo deteniendo, hecho que les animo a continuar en su labor, y así recargaron de nuevo, esta vez mas confiados de lograr su objetivo. Apuntaron de nuevo y dejaron ir cada bala directo al ensangrentado traje del ventrílocuo, sangraba como cualquiera, pero no se detenía a pesar de haber recibido impactos prácticamente en todo el cuerpo, o eso parecía, ya que comenzó a detenerse y mostrarse debilitado, el hombre en el suelo aprovecho esto para apuntar directamente a la cabeza del artista y presionar el gatillo, aquel bizarro hombre recibió el impacto debajo del ojo izquierdo y por fin detuvo su andar, su rostro desfigurado no parecía aun así, cambiar la expresión, el resto de los hombres siguieron lo hecho por su compañero y dirigieron sus proyectiles a la cabeza de aquel despojo humano, McCarthy comenzó a ser desfigurado ante los disparos que, uno a uno le iban haciendo mella hasta que no pudo sostenerse mas y cayo lentamente sobre aquel herido en el suelo al que le fue imposible moverse para evitar el desplome de McCarthy sobre su lastimado cuerpo. Aquel infeliz gritaba despavorido que le quitaran al ventrílocuo de encima, pero los hombres agotados por el acto sobrenatural que acababan de presenciar, no podían mover ni un dedo a favor de las peticiones de su compañero, tan solo se limitaron a caer de rodillas al borde de aquel acantilado en el que estuvieron a punto de caer. El momento se volvió de calma tensa, a pesar de haber derribado a McCarthy, su cuerpo seguía ahí frente a ellos, el muñeco con la cara en la tierra a un costado, y su amigo debajo pidiendo ser liberado y atendido de su pierna, así que dos de los tres que estaban de rodillas se pusieron de pie para finalmente ayudar al maltrecho compañero y largarse de ahí sin buscar mas explicaciones... Pero apenas hicieron el movimiento para dar un paso y sus rostros volvieron al pánico de hacia unos momentos, y aun peor, los ojos de todos reflejaban horror, verdadero horror al ver que el muñeco apoyaba sus pequeñas manos en la tierra y se incorporaba lentamente frente a sus aterradas miradas. Edgar se puso de pie y sonrío para si mismo, ahí pronuncio una vez mas las palabras que llevaron hasta ese punto a los escépticos hombres: "el campesino encontró una nueva horda para jugar". Esto fue lo ultimo que escucharon los oídos de aquel desahuciado grupo, y lo ultimo que vieron fue a Edgar acercarse con un paso veloz hacia ellos, los dos que estaban de pie no soportaron mas el pánico que corría por sus venas y en la muestra máxima de desesperación se lanzaron ellos mismos de espaldas al vacío del acantilado, el otro tipo que aun estaba de rodillas, no supo que hacer, realmente su miedo era tanto que había dejado de pensar, solo podía ver al muñeco parado a un lado suyo y a sus dos amigos cayendo hacia una muerte rápida que el estaba deseando en esos momentos, sin embargo no era capaz de moverse paralizado totalmente en cuerpo y mente, Edgar miró como caían aquellos infelices hasta estrellarse contra las rocas que terminaron con sus vidas, cuando los vio caer giro sus ojos al hombre que estaba de rodillas, estiro su brazo y poniéndole su pequeña mano en la frente, le sonrío antes de empujarlo y verlo caer hasta impactar al lado de aquellos destrozados cadáveres. Edgar disfruto cada segundo que duro la caída y muerte de los desdichados hombres, y entonces se giro; aun estaba el otro tipo, malherido atrapado debajo del cuerpo de McCarthy, estaba indefenso, no tenia balas, y aunque las tuviera, el miedo lo había sobrepasado hacia tiempo como para intentar defenderse, así que se limito a seguir con la mirada cada paso que daban los pequeños pies del muñeco, acercándose a el con una calma que solo le hacia desear que terminara con su vida lo antes posible, pero esto no sucedió así... Edgar puso sus manos en el rostro de aquel hombre, y acercándose hasta que sus ojos quedaron a centímetros, le miro fijamente hasta que un destello salio de sus vacíos ojos, en ese momento el herido dejo de moverse, relajando sus brazos y dejándolos caer en la tierra, un segundo después inhalo violentamente y subió sus manos para finalmente quitarse el cuerpo de McCarthy de encima, se puso de pie como si su pierna no hubiera sido herida jamás, y mirando el cuerpo de aquel desfigurado zombie, le quito el pañuelo que este cargaba para adornar su traje negro y volvió la mirada a Edgar, el muñeco alzó los brazos, el "nuevo McCarthy" lo levanto y sacudiéndole la ropa comenzó su andar hasta que metros después, el frío que acompañaba al muñeco los hizo desvanecerse como si nunca hubieran estado ahí. A la distancia llegó corriendo Harold, el periodista que siguió a los hombres pero los perdió de vista y solo camino en búsqueda de ellos, vio el cuerpo de McCarthy hecho pedazos en el suelo, el terreno con manchas de sangre por todos lados y aquellos pobres muertos al final del acantilado, no sabia que pasaba, pero se concentro en el cuerpo de aquel despojo a sus pies, su rostro estaba hecho pedazos a causa de las balas, pero en su cuello había una cicatriz que le hizo recordar y confirmar las dudas que tenia mientras veía el rostro del ventrílocuo en cada actuación que presencio... ya no tenia duda al ver esa cicatriz, ese cuerpo era el de un asesino al que habían capturado y sentenciado a morir en uno de los pueblos donde McCarthy se había presentado hacia unos días, él mismo cubrió la nota de su ejecución y fotografío al cadáver para publicarla en el periódico para el que trabajaba. Su incredulidad estaba doblándose ante las evidencias, ¿McCarthy siempre había usado el cuerpo de un muerto? entonces el verdadero ventrílocuo era... ¿Edgar?
Read More
http://lasnoticias365.com/torreon-intentan-robarle-a-su-hijo-el-lo-evita-y-casi-pierde-la-vida-video
Hondureño migrante amenaza a Donald Trump con enviarle a Rusia "Tengo el número de ellos", advierte. #HechosSN #iLoveSN Comentarios de facebook: Luna Reynosa: Tambien mire un video que una mujer de la
Hondureño migrante amenaza a Donald Trump con enviarle a Rusia "Tengo el número de ellos", advierte. #HechosSN #iLoveSN Comentarios de facebook: Luna Reynosa: Tambien mire un video que una mujer de la caravana decía que la mama del trompas es hondureña!y por esa razón tenía que dejarlos entrar al país. Jorge aunar: pues a mi no me parece tan incoherente lo que dice tomando en cuenta que Rusia quiere venirle a partir su madre a los gringos..!!! Mine lopera: Licenciada Gloria Calderón leyendo un poco se entiende la historia, por ejemplo sobre las civilizaciones que avientan la piedra y esconden la mano... Como por ejemplo la gente que no tiene educación escolar todo lo que les "cuentan" lo toman por verdad... Una mente primitiva no le des una razón solo mueve le los sentimientos... Dales mentalmente acceso a lo que ellos saben que no podrán acceder y pasaran cosas como las que estamos viendo... P.d. por cierto los "indios" que en realidad deben ser llamados Hindúes son de la India... Los demás son indígenas... Y civilizaciones va con Z licenciada....... Artículo relacionado.. 18 de octubre del 2018 *** Trump amenaza a México con cancelar el TLC de no detener la caravana migrante. Donald Trump culpa a los demócratas de liderar el asalto a Estados Unidos por parte de Guatemala, Honduras y El Salvador. El mandatario señaló en su cuenta de Twitter que los líderes del Partido Demócrata no están haciendo mucho "para evitar que este gran flujo de personas, incluidos muchos criminales entren de México a Estados Unidos". Además dijo "de detener todos los pagos a estos países, que parecen no tener casi control sobre su población, debo, en los términos más enérgicos, pedir a México que detenga este embate, y si no puede hacerlo, llamaré a los militares de los Estados Unidos y cerrar nuestra frontera sur". También apuntó que la seguridad de su nación es más importante que cualquier tratado, incluso el mismo Acuerdo Estados Unidos, México y Canadá (USMCA, por sus siglas en inglés). “El asalto a nuestro país en nuestra frontera sur, incluidos los elementos criminales y las DROGAS que se están vertiendo, es mucho más importante para mí, como presidente, que un acuerdo o USMCA. Con suerte, México detendrá este ataque en su frontera norte”, puntualizó. #AmaneceMalYDeMalasMisterTrump #AmenazaConCerrarLaFrontera Aquí les dejamos su sección de relatos de terror: EL CUARTO SANGRIENTO. Normalmente cuando vamos por la carretera tarde en la noche tenemos dos opciones descansar en un motel o seguir hasta llegar al destino, Victor Guarenas tomó la primera opción. En la carretera se sentía la brisa fría, la carretera estaba oscura como en ninguna otra noche, los faroles estaban encendido y sin embargo era como si la oscuridad los ahogara, Victor un muchacho de 24 años era un detective joven que se detuvo en un motel porque no se veía nada en la carretera y estaba muy agotado por un caso de un padre que asesino a sus hijas y les vació todas sus entrañas y solo quería descansar así que camino hacía la recepción con mucha prisa por el frío, como suele ocurrir con estos lugares, siempre hay parejas teniendo intimidades muy fuertes así que le pide la habitación 666 a Kiko el chico de la recepción, el muchacho le advierte que en esa habitación han habido asesinatos y que hay rumores de que el que entra en ella a altas horas de la noche desaparece, Victor va ha la habitación y ve que dice 666, sin hacer caso omiso prueba la llave y ve que se abre la puerta y Victor con una sonrisa de oreja a oreja ve que es la habitación más limpia y decente del motel, este se tira en la cama e inmediatamente se duerme con su ropa de lo cansado que estaba. Más tarde se despierta y ve que su reloj dice 6:00am y ve que todo esta oscuro, Victor se asoma por la ventana y ve que el motel estaba abandonado, no había nadie ni siquiera su auto, este se asusta, el sonido de su respiración hacia eco en la profunda oscuridad que todavía se veía en la carreta, sintió algo en su nuca como si algo liquido le cayera en el cuello, ¡era sangre! pero era como si el rastro se dirigiera por el techo hacia la habitación donde el estaba durmiendo, en eso se le ocurre entrar de nuevo a la habitación y apenas pisa adentro, la puerta se cierra, se escucha un grito agudo en el medio de la habitación como si una sierra eléctrica estuviera cortando acero, empiezan aparecer manos del piso, pero ¡llenas de sangre!, ¡estas mismas manos salieron de las paredes y del techo! cuando Victor ve sale un rostro de una mujer de la pared gritando, de la boca de Victor ¡empezó a salir sangre como un chorro! ¡de sus ojos salia también! y de ponto esta mujer saco un tridente como si fuese el diablo y le dijo a Victor: ¡Al pisar esta habitación entraste en el infierno! ¡atravesó a Victor una y otra vez! ¡salían más chorros de sangre por doquier! hasta que dejo de escupir sangre y empezó a gritar, pues la mujer le corta la lengua y Victor escucha el sonido de como se desprende de su boca y de su propia sangre gorgoteando por toda la habitación, la mujer la ve con exquisitez y se la come como si estuviera comiendo un manjar, se la trago y luego le metió el brazo por la boca a Victor y le saco su corazón se lo mostró y le grito: ¡Asesino! ¿Sabias que ya habías venido aquí? ¡Tu me hiciste lo mismo que te hago! Victor se desmayo y luego murió. Temprano en la mañana Kiko se despierta revisa la habitación y dice pobre se lo dije, no me escucho, ésta habitación es la misma entrada al infierno. Créditos : PAUL GUEVARA.
Read More
http://lasnoticias365.com/migrante-amenaza-a-trump-con-echarle-a-rusia-tengo-su-numero-video
Advertisements
Share CLOSE
x
x

Search